Tag Archive | Radiohead

Sound 2011 (II)

Quedan sólo días para acabar el año. Aún con la Navidad muy presente, aquí va la segunda parte de las canciones interesantes de 2011. Las del anterior post estaban más escondidas. Estas seguro que sonarán más.

THE STROKES – Macchu Picchu

Ya pueden recibir las críticas que quieran, pero la música de The Strokes camina, y camina muy bien. Genial como cuidan el sonido, cada nota cuando toca. Para que después Casablancas pretenda que canta con desgana (¡venga ya!).

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=3JxoUo43Zg8%5D

COLDPLAY – Hurts like heaven

Lo nuevo de Coldplay tiene sus detalles decepcionantes, como los tracks sin demasiado sentido con sólo un coro facilón. Esta pieza, sin embargo, sí está  a la altura. Cada vez más trabajadas las guitarras de  Jonny Buckland. Una gran pieza, de principio a final.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=bECRafNtY_s%5D

SWITCHFOOT – Selling the news

“Vice Verses” es una giro de tuerca más a la simplificación a la que van disco tras disco la banda de San Diego. Paso a paso, han vuelto a sus inicios. Cada vez más mensaje en menos palabras. Y esta es todo manifiesto contra la utilización de los medios de comunicación como herramienta para ocultar la verdad.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=kDPOu0Tmlv4%5D

FOO FIGHTERS – I should have known

Foo Fighters ya hace tiempo que se desprendió de la sombra de Nirvana. Acumulan canciones para hacer 2 álbumes de Greatest Hits (llevan uno). Hacen lo que quieren hacer, y lo hacen como pocos. “We don’t use computers and stuff like that, we just do rock’n’roll”. Genial el disco entero, de arriba a abajo. Esta, dedicada a Kurt Cobain: “I cannot forgive you yet”.

[youtube:http://youtu.be/k8zC6hKhbVk%5D

RADIOHEAD – Lotus flower

El baile de Thom Yorke es muy raro. Pero tampoco no hay nada nuevo en eso, los genios se permiten esas cosas. Lotus Flower es una canción que, como la mayoría de temas de Radiohead, crece cuanto más la escuchas. ¡La capacidad de crear ambientes de Radiohead sigue siendo sorprendente!

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=cfOa1a8hYP8%5D

La música que queda

Cuando uno escucha a una generación hablando de música, de los grupos que tocaban como nadie, los inimitables, es normal sentirse un poco arisco. Los veinteañeros de ahora también escuchan música que es sobresaliente. No está siempre a la vista, y hay que buscar un poco, pero tampoco es verdad que lo bueno esté tan escondido entre lo comercial que no es encontrable. Y también es falso que tengas que ser redactor (o lector, quees casi lo mismo) de Pitchfork para descubrir algo que valga la pena, que vaya a durar.

Radiohead es como hacer una carrera de matemáticas y filosofia. En las universidades no debe existir esta combinación de disciplinas excepto en algún campus de Dinamarca o Suecia,  donde puedes encontrar de todo. Thom Yorke es un catedrático. La música se le remueve por dentro, podría dar conferencias para aprendices. Lo expresa a su forma, con algo de vergüenza ajena de vez en cuando para el resto de integrantes de la banda, en momentos de algunos conciertos. Pero qué le vas a decir a un genio sobre cómo debería expresar su amor por la música. ¿Alguien le dice a Björk cómo debe vestirse?

Ponerse a describir la trayectoria de Radiohead es algo peligroso, te puedes pillar los dedos. Más fácil es resumirlo simplisticamente. “Es música para chicos”, decía una amiga inglesa. Añadiría música para chicos… ingenieros. O eso, amantes de la filosofía. Y sí es verdad también que si has estudiado algo de música clásica, o harmonía, aún más asombroso te resulta lo que esta banda construye.

No, yo aún no los había descubierto cuando “Creep” ya triunfaba. Ni siquiera les he visto en directo, a estas alturas. Pero cuando tenga 50 años y hable de cuál fue la mejor música que he escuchado, en el tiempo de las redes sociales y de la saturación (también musical), se me vendrá a la cabeza Radiohead. Y suspiraré un poco. Y les molestará a los jóvenes del momento, cansados de tanto erre que erre con los clásicos.

Radiohead tocan “In Rainbows” aleatoriamente. Un refresco, sentarse en una silla cómoda, darle a la opción versión Hd (muy importante) y botón a toda pantalla. Y por favor, que nadie interrumpa en la próxima hora y poco.

2008… en cinco canciones

Ya estamos todos con la navidad, las vacaciones, y pim pam, fin de año. No es la realidad (porque estamos  a 12 de diciembre, aún!), pero entre las empresas y el Ayuntamiento se empeñan en avanzar el 2009.

Pues nada, siguiendo la iniciativa de Fran, me he montado un Top 5 de las canciones que más me han impactado este año.  De hecho, sólo una se ha publicado en 2008, pero da igual, son las que definen un poco mi año. Cinco temazos. Ahí van…

ok computer

5. Arctic Monkeys: Riot van. Vaya voz, enganchada al teléfono, con una anécdota sobre antidisturbios y carreras por las calles. Suena a plan Bolonia en las Ramblas en Barcelona. Genial “And please just stop talking / Cause they won’t find us if you do”.

4. Jonah 33: Too much of me …”not enough of you”. Que razón de canción. Un tema que define errores y esperanzas de este año. Un grito alto y claro sobre el sentirse impotente. Y vale, también sobre el orgullo.

3. Incubus: Wish you where here. Alguna vez alguien se ha sentido muy SOLO en un momento mágico? Pues… eso. (esas segundas voces, en el coro, bestiales).

2. Radiohead: Creep. De Tom Yorke no sabes nunca si se está confesando o si te está tomando el pelo. Pero algo es claro, cuando estás como tio enfrente de según que persona especial, que es “just like an angel”, te sientes un “creep” con todas las de la ley, queriendo desaparecer y pensando: “I wish I was special” para ella. Gran entrada en falso de la guitarra, justo antes del coro.

1. Coldplay: Violet Hill. La introducción ambiental resalta la entrada por sorpresa: “It was a long and dark december…” con esa contundente suavidad. El bombo que marca las pausas, un coro que se va para arriba, arriba, también emocionalmente. Y ese final con piano, de quien desesperado susurra: “If you love me, won’t you let me know”. Mi canción de 2008, sin duda.

.

.

.

Cuál es topfive?

A %d blogueros les gusta esto: