Tag Archive | crisis

Zwänzg tuusig

Este blog pasó hoy la cifra redonda de las 20.000 visitas. ¡Gracias! He pensado en dos cosas para ‘celebrarlo’:

Primera, titular el post  en una lengua rara (como haría Flickr): el suizo-alemán, que tiene sus 4,5 millones de hablantes en el país helvético y es la lengua en la que crecí los primeros años de mi vida.

Y la segunda, seleccionar aquí algunos de los posts que en todo este tiempo más lecturas han acumulado:

  1. Casarse… ¿para qué? Ilusión (2013)
  2. Ser ‘cool’ no es tan sencillo: Hip, hip, hipster (2013)
  3. Un trayecto de tren entre Barcelona y Girona: Crisis (2013)
  4. irse de compras: Territorio hostil (2012)
  5. Colarse en una charla política: Poner la oreja (2012)
  6. La conciencia y el botón de ‘donwload’: Megaexcusas (2012)
  7. Imaginarse lo de Snwoden, antes de Snowden: Expropiar mi timeline (2012)
  8. La humillación como modelo de negocio: Ryanfare (2012)
  9. Sunderland, una ciudad industrial de Inglaterra: Ha’way (2011)
  10. El terror de vivir en Corea del Norte y que muera el dictador: Lágrimas de miedo (2011)
  11. El pueblo donde nací: Guíxols, Sant Feliu (2011)
  12. La ciudad: Barcelona (2010)
  13. Mozart y Salieri: Wolfgang (2010)
  14. Un fenómeno político en el Reino Unido: Eran pocos y llegó Nick Clegg (2010)
  15. Corriendo arriba y abajo: Signos de puntuación (2010)
  16. El ideólogo de Switchfoot. Jon Foreman y los interrogantes (2009)

 

14.863,8 – 8.997,7

5866,6.

És el total dels punts que ha perdut la borssa de Madrid des del 10 d’octubre del 2007, ara fa exactament un any, fins avui. L’IBEX ha acabat amb la pitjor pèrdua de la història en un dia: un 9,14% . Si es mira en perspesctiva d’una any exacte, s’arrossega una pèrdua acumulada interanual d’ un 39,5%. És a dir, les accions de les empreses més fortes d’Espanya, han perdut una quarta part del seu valor en només 12 mesos.

No és cap tonteria. És caiguda lliure. I sembla que por molt que els estats injectin diners i nacionalitzin bancs, la desconfiança seguirà enfonsant les economies.

Bush y la salvación de los capitalistas

AP

AP

George W. Bush ha transmitido esta noche un importante discurso por televisión. El tema era la crisis económica que está pasando el país más capitalista del mundo, gobernado por un gobierno de derechas y liberal (en su definición europea). Por eso sorprendía especialmente escuchar frases como ésta:

Sin una importante intervención del Congreso, Estados Unidos puede caer en un gran pánico

Es decir:

Entiendo la frustración de los americanos responables, que pagan sus hipotecas cuando toca, y que pagan sus impuestos cada 15 de abril, y son reacios a pagar los costes de los excesos de Wall Street, pero dado el momento en que estamos, no aprobar la ayuda financiera acabaría costando mucho más a los norteamericanos después.

En otras palabras, el gobierno de Estados Unidos, ante el hundimiento de muchas empresas que han jugado con los riesgos de forma irresponsable, decide ahora actuar contra la ideología capitalista del “que gane el más fuerte” y opta por inyectar dinero recaudado de la población por los impuestos, a empresas que hace un tiempo se bañaban en oro, pero que ahora ven como se hunden en la bolsa, en muchos casos por haber tomado malas decisiones.

Dicho de otra forma. Bush está a favor de la ley de la jungla en la economia: que cada uno se espabile con sus negocios, nada de limitar a la economia, el mercado deicidirá quien merece hacerse rico, y quien merece hundirse. Ahora bien, en momentos de crisis como éste, las cosas son diferentes. Parece que el gobierno (es decir, el conjunto de la sociedad y sus impuestos, sobre todo) han de salvar a los que en otros tiempos no supieron administrar correctamente su dinero.

Es verdad, no todo es tan fácil y sencillo. Si se hunden las grandes empresas, se hunden también muchas familias:

Alguno de los sectores financieros más importantes del sector norteamericano estan en riesgo de colapsarse.

Así que es bueno rectificar, intentar controlar la situación con inputs (sobre todo, dinero) del estado, y sacar las castañas del fuego aunque muchas merecerían quemarse. Es una decisión, que pese a no sea muy moral, tomaría cualquier gobierno. Pero lo que soprende es que Bush acabe el discurso tirando flores al liberalismo económico, como si la crisis no quitara credibilidad al capitalismo salvaje:

El capitalismo democrático es el mejor sistema que nunca se ha concebido. (…) El capitalismo ha hecho de nuestro país el mejor lugar del mundo para invertir y hacer negocios.

En conclusión. “Estamos en crisis, y vamos a ayudar con el dinero de todos a las pobres grandes empresas que estan perdiendo dinero (no querréis que se hundan y perdáis vuestros lugares de trabajo, no?). Pero el capitalismo liberal es lo mejor, así que a cuando la crisis termine, dejaremos que las empresas vuelvan a hacer lo que quieran, con el objetivo de enriquecerse“.

Curiosa forma de ver la economía.

A %d blogueros les gusta esto: