Detrás de la lona

Imatge

Hoy es 15 de mayo. Ayer pasaba por la plaça de Catalunya. Había un ambiente alegre, con muchos puestos bien ordenados, gente hablando, casi todos comiendo, eran las 3. Me quedé con una imagen. Era un mega anuncio que cubre las reformas de una de las fachadas que da a la plaza. Rayban con su campaña “Never hide”. Una batalla campal entre supuestos manifestantes y la policia. En el lugar donde va impreso el logo y el slogan han cortado un hueco desde la zona de los andamios y han sustituido la marca por el signo de los indignados.

Ha pasado un año desde que empezó algo que ha tenido una voz importante en las calles y consecuencias sobre todo en los barrios de muchas ciudades. En la práctica, no ha sido algo mayoritario y a veces no ha ayudado al movimiento que algunos grupos se hayan sentido demasiado a gusto en él (los grupos okupas, por ejemplo). Pero la frustración de centenares de miles de cuidadanos se ha expresado muy claramente y ha unido una generación no acostumbrada a protestar mucho, a otra generación, la de muchos abuelos emocionados con la idea de poder apoyar. ¡Los “iaioflatuas”, de hecho, se están convirtiendo en el grupo más visibles en el 15-M!

Una conclusión rápida. Ahora que se cumple un año del primer impacto, los diarios de derecha han demostrado tener razón en una cosa. El impacto en la política nacional de toda esta indignación ha sido casi nula. Apenas durante un mes PSOE y PP mostraron alguna simpatía y prometieron que se escucharía algunas de las revindicaciones. Ahora los indignados ya hace meses (¿11?) que no son un tema para los portavoces políticos. ¿Para qué tenerles en cuenta si no roban votos?

Esta podría ser la clave para este segundo año. El 15-M tiene que recuperar el apoyo que tuvo más allá de la izquierda radical. En las asambleas, más allá de las acciones (muy interesantes, como la de Bankia ayer) hayque empezar a debatir sobre cómo tener un impacto político real. En las elecciones también. En los lugares de decisión.

Conforme se pase de la protesta a la propuesta, el movimiento podría conseguir que las ganas de cambio dejen de ser algo abstracto. Si se empieza a pensar en alternativas, la indignación podría hacer un corte en la fachada de la democracia. Y darse de bruces con los andamios desde los que se pueden hacer las reformas. Se trata de encontrar un sitio en el que colocar la punta de lanza. Y ser incisivo.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

4 responses to “Detrás de la lona”

  1. Na says :

    “Ser incisivo”… Tradúzcase en:…¿en qué? ¿Qué propone quien escribe, eludiendo cualquier connotación dental?

  2. joelforster says :

    Ei Na! Hace un rato, volviendo me he pasado por Plaça Catalunya unos 20 minutos, a ver el ambiente. Ya estaba un buen grupo debatiendo en el centro, y alguien comentaba: “Hace un año aquí teníamos una intuición, pero sólo sabíamos que estábamos indigados. Ahora tenemos que ofrecer alternativas”. Pues a eso me refiero un poco.

    Ser incisivo me refiero a profundizar. Montar algo que pueda tener un efecto real. Que sea estratégico, no se puede cambiar las formas de funcionamiento de la democracia en Europa sin saber qué se quiere y sin ponerlo en práctica de forma organizada. El problema es que la mayoría no quiere formar un partido político ni otro tipo de organización, por miedo a que quien les represente les defraude. Pero sin tomar esos riesgos, las propuestas quedaran en la superficie, rebotando contra los que sí estan organizados. Hoy se les escuchará porque es el aniversario del 15 de mayo. Mañana se les volverá a ignorar.

    Las iniciativas contra los deshaucios, por ejemplo, han tenido un efecto real, pero han sido más de frenar situaciones que cambiar bases más profundas. Para eso hay que ser intencional.

    pd. POr cierto, hoy la lona tenía otro añadido. Habían tapado las caras de la pareja que se besa por la de Mariano Rajoy y otra cara, que parecía Jean Claude Juncker, aunque no estoy seguro. Había un moton de gente tomando fotos.

  3. pilar says :

    Joel, creo que tu conclusión rápida está un poco descuidada y los datos me remito. El 15-M no se ha quedado en un “nada”, sino que su energía se ha extendido a acciones directas tales como el suspenso de desahucios (junto con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca), además de empujar la futura aprobación de la Ley de Transparencia (aunque con demasiados matices, como el de la exención de la Casa Real). Incluso el Gobierno ya empieza a hablar de la “dación en pago” a los bancos de todas aquellas viviendas que no pueden ser pagadas por familias con pocos ingresos.

    Estoy de acuerdo en que ahora es momento de ser pragmáticos y encontrar una fórmula, con naturaleza política y/o social, que defina y de peso a las reivindicaciones del movimiento, pero no es una tarea fácil.

    En cuanto a lo del anuncio, simplemente se han apropiado sin respeto de la coyuntura,a sabiendas de que la polémica va a dar más visibilidad a la marca que el propio anuncio.

    Un saludo!

  4. Na says :

    “El problema es que la mayoría no quiere formar un partido político ni otro tipo de organización, por miedo a que quien les represente les defraude. Pero sin tomar esos riesgos, las propuestas quedaran en la superficie, rebotando contra los que sí estan organizados”.

    Así, con la ambición sincera de descubrir América:
    1. ¿Tres acciones/puntos que sí deberían cultivarse y fomentarse…
    2. ¿Tres ejemplos -de carácter social, promocional, “popular”, político y “todos los etc”- a evitar….

    para que lo entrecomillado sea solamente cosa de una minoría?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: