Incomodidad

El cine dicen que es para abstraernos, o como mínimo, distraernos. Pero también puede suceder que salgas de una sala en absoluto silencio, después de haberte pasado 2 horas pensando en tu propia vida. Vale la pena ver “El Árbol  de la vida”, un documental sobre lo que es la existencia. Malik, el director, intenta mostrarnos lo glorioso que es lo que un humano puede vivir. Lo inmenso de un meteorito impactando en un planeta. Lo profundo de una mirada de envidia. Lo macro y lo micro, la historia del universo y los detalles de una vida humana.

Hay que verla. Aunque signifique sufrir largos silencios de reflexión sobre el sentido de todo lo que hemos hecho con nuestra propia vida. Curioso que esto, que es tan difícil incluso cuando estamos a solas, se pueda conseguir en una sala de cine abarrotada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: